Mensaje
  • Ofal.es

    Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

    Ver política de cookies

Imprimir
PDF

VENTAJAS DEL PVC

Desde el punto de vista de la durabilidad y el mantenimiento, el PVC es superior al aluminio y a la madera: el aluminio, aparte de rayarse con facilidad, puede llegar a corroerse; en el caso de la madera, resulta muy sacrificado hacer que luzca como nueva -cada año hay que lijar, barnizar y proteger de los insectos-.

El PVC no se ve afectado por el clima o la contaminación, de modo que las ventanas de este material no se alabean o decoloran, manteniéndose como el primer día durante toda su larga vida útil, estimada en un periodo superior a 50 años.

Las ventanas de PVC no se pudren, no se astillan, no se desconchan ni se descascarillan; incluso en caso de rayas superficiales serán fáciles de disimular, porque todo el color está en la masa del perfil.

Tradicionalmente la madera ha sido el material usado en la ejecución de carpinteras exteriores, de ahí su nombre: carpintera (trabajo realizado por el carpintero). Actualmente es un material que no suele usarse en este campo -a excepción de casas desérticas o restauraciones de casas antiguas- debido a su alto coste de mantenimiento.

veka-madera

carpinteras de pvc con acabado madera

El aluminio es un material en el que se han invertido muchos esfuerzos en diseño -tanto a nivel estético como a nivel técnico y con el que se han conseguido carpinterías de alta calidad, gran finura estática y grandes prestaciones. La Rotura de Puente Térmica (RPT) de sus perfiles supuso un gran avance en el punto más débil que tenía este material: aislamiento térmico. Aun así, en su fabricación se paga un alto coste medioambiental.

veka-blanco2

carpinterías de pvc con acabado blanco

El PVC es de las opciones más ecológicas a la hora de escoger una carpintera de exterior.

El pvc reduce el consumo energético un 45% con respecto al aluminio y un 15% con respecto a la madera, según un estudio elaborado por la Universidad Politécnica de Catalunya. Para llegar a estas conclusiones, este estudio cuantifica el consumo energético y las emisiones de CO2 asociadas a todo el proceso del ciclo de vida -desde extracción, producción y transporte hasta el reciclaje, pasando por su uso- de los distintos materiales en su aplicación concreta de las ventanas.

La fabricación del PVC requiere menos energía y en su transformación solo se emite vapor de agua a la atmosfera. Por otra parte, las carpinteras de pvc son 100% reciclables; una vez recuperado el material, este puede utilizarse de nuevo en diversas aplicaciones tan variadas como un simple jersey, suelos de vinilo de alta resistencia, muebles de terrazo tuberías.

Durante los procesos de fabricación de los perfiles de PVC se optimizan las cualidades del material para conseguir las más altas prestaciones.

Para mejorar las características térmicas de los perfiles de PVC, estos incorporan cámaras en su diseño que dividen el espacio interior de modo que las temperaturas extremas de frío o calor en el exterior no llegan a estar en contacto con la temperatura de confort en el interior de la habitación.

El diseño de las paredes interiores del perfil está pensado para que le confieran estabilidad y resistencia. Por otra parte, hay que tener en cuenta que, a diferencia de otros materiales usados para hacer ventanas, en los perfiles de pvc las uniones son soldadas; esto le da continuidad al material y aporta una mayor resistencia a las esquinas.

Las ventanas de PVC tienen las 4 esquinas electro-soldadas, y son totalmente impermeables a filtraciones de agua y aire a través de este delicado punto.

veka-acabados

Carpinteras de pvc seccionadas donde se ven las cámaras de aire | acabados

 

Las carpinteras de PVC disponen de una amplia gama de colores. Sin embargo, ha sido en las imitaciones a madera donde se han conseguido resultados y texturas espectaculares.

Trabajos realizados

Solo el 5% de las personas que han reformado su casa han solicitado una ayuda de las que concede el Ministerio de Fomento, aunque un 18% de los que tienen previsto hacer obras de reforma en un futuro también tienen intención de pedirla, según un informe de fotocasa.es que recoge Europa Press. El 60% de los encuestados asegura que tiene previsto gastarse menos de 6.000 euros a la hora de realizar mejoras en su hogar, frente al 55% de 2011.

La premisa principal para solicitar las ayudas ha sido mejorar la habitabilidad (49%), seguida de la mejora del aislamiento término y acústico (23%). Además, un 13,3% se han interesado por la subvención para ahorrar energía, un 9,4% para optimizar las instalaciones de suministros y un 5,1% para mejorar la accesibilidad.

Aunque las ayudas las tramita cada Comunidad Autónoma, el Ministerio de Fomento establece unas condiciones y requisitos básicos para las ayudas. Estas son las claves de las ayudas y los pasos para tramitarlas:

¿Qué se entiende por rehabilitación?

El Ministerio de Fomento considera rehabilitación a cualquier obra que se realiza para la mejora de viviendas y edificios. En el caso de edificios, se refiere a la adecuación estructural (obras que garanticen la seguridad en la estructura) y funcional (condiciones de acceso, aislamiento térmico, redes de agua...) de los edificios de viviendas.

Si las obras se van a realizar en una vivienda, la rehabilitación se refiere a la adecuación de las condiciones de habitabilidad de la vivienda, tales como lograr condiciones mínimas de superficie util, distribución interior, instalaciones de agua, electricidad, gas, ventilación, iluminación natural. También obras para ahorrar consumo energético o adaptación a la normativa vigente en materia de agua, gas, electricidad, protección contra incendio. Asimismo, según recoge el ministerio, se considera obra de rehabilitación la ampliación del espacio habitable, según planteamiento urbanístico, hasta 120 m2 útiles.

¿Que requisitos tienen que cumplir los inmuebles?

Hay dos tipos de requisitos, los comunes a edificios y viviendas y los específicos para edificios.

A) Requisitos comunes:

Antigüedad mínima de 15 años (excepto supresión de barreras arquitectónicas a personas con discapacidad o para adaptación de instalaciones a la normativa técnica, si esta es posterior a la fecha de terminación del edificio). Que los edificios sean adecuados estructural y funcionalmente o que alcancen dicha adecuación con la rehabilitación que se va a realizar.

B) Requisitos específicos para edificios.

Que la superficie útil destinada a vivienda, sea como mínimo el 60% de la superficie útil total del edificio (excluida la planta baja cuando no se destine a vivienda). Si se modifica la superficie útil destinada a viviendas, que esta no supere nunca 120 m2.

¿Quién puede recibir una ayuda a la rehabilitación?

Los usuarios de las viviendas, sean propietarios o arrendatarios y las comunidades de propietarios.

¿Qué condiciones deben cumplir los destinatarios de las ayudas?

Las condiciones generales para acceder a la financiación cualificada. En la rehabilitación de edificios, que al menos el 60% de los usuarios de las viviendas tengan ingresos familiares inferiores al 5,5 veces el SMI. En cuanto a la rehabilitación de viviendas, que los ingresos familiares no superen 3,5 veces el SMI.

¿Qué tipo de ayudas hay?

1) Préstamos cualificados: tendrán las características comunes a todos los préstamos cualificados, además de las siguientes:

Podrán alcanzar la totalidad del presupuesto protegido

Plazo máximo de amortización para la rehabilitación de edificios: 20 años, con un periodo de carencia de 3 años

Plazo máximo de amortización para la rehabilitación de viviendas: 10 años, con un periodo de carencia de 1 año.

En el caso de rehabilitación de edificios, todos los usuarios de las viviendas podrán tener acceso a préstamos cualificados, aunque no cumplan los requisitos de ingresos familiares.

2) Subsidiario de préstamos:

20% de la cuota del préstamo, cuando el titular del préstamo sea el arrendatario o el propietario de una o varias viviendas en el edificio rehabilitado y sus ingresos familiares no superen 5,5 veces el SMI.

Este límite de ingresos no se exigirá cuando el titulara del préstamo sea el propietario de una o más viviendas arrendadas, con un contrato sujeto a prórroga forzosa y celebrado antes de la entrada en vigor de la LAU.

3) Subvenciones

· http://cd00.epimg.net/img/rediseno/news-bullet-square.gif) 0% 6px no-repeat;">Rehabilitación de edificios:

Una subvención máxima por vivienda de:

1.240 euros: General

3.100 euros: Ingresos inferiores a 3,5 SMI

3.410 euros: Si además tienen más de 65 años

3.720 euros: Para arrendadores sujetos a prórroga forzosa

· http://cd00.epimg.net/img/rediseno/news-bullet-square.gif) 0% 6px no-repeat;">Rehabilitación de viviendas

Subvención del 25% del presupuesto protegido, con un máximo de 2.480 euros

Si tiene más de 65 años, la subvención será del 35%, con un máximo de 3.100 euros

Para arrendadores sujetos a prórroga forzosa: subvención del 35% , con un máximo de 3.410 euros

3.720 euros: Para arrendadores sujetos a prórroga forzosa.

¿Cómo tramitar la ayuda?

 

La Comunidad Autónoma donde está situado el edificio o vivienda es la que tramita la ayuda. La solicitud de esta ayuda deberá dirigirse al órgano competente en materia de vivienda de la Comunidad Autónoma y tramitarse según las condiciones que establezca cada una de ellas.

Facebook